UNINTERNETRADIO

Universidad Internacional


UNINTERNETRADIO a menos clicks de lo que imaginas

¿Sabes que la radio de la UNINTER está activa las 24 horas del día los 365 días del año? Escuchar el contenido es más fácil de lo que crees, sólo tienes que insertar en tu buscador http:///www.uninternetradio.com.

Además de escuchar UNINTERNETRADIO puedes producir tus programas sin importar la carrera que estudies, solo acércate a la oficina de CMART, en el edificio 12 de UNINTER y pregunta ¿cómo puedes participar?

 

UNINTERNETRADIO es de todos…. ¡Te esperamos!

Anuncios


INSTITUTO MEXICANO DE LA RADIO

 

El Instituto Mexicano de la Radio es un organismo de la Administración Pública Federal que fue creado el 23 de marzo de 1983 por Decreto del Presidente Miguel de la Madrid Hurtado. Inicialmente su sede se ubicaba en Margaritas No. 18, colonia Florida en la Delegación Álvaro Obregón. Su nueva sede ubicada en las calles de Dr. Barragán, en la Colonia Roma, de la Ciudad de México, con las cabinas de transmisión y 8 de producción, no pudieron ser ocupadas al ser parte de los inmuebles colapsados por los sismos de 1985. Su primer director fue el periodista Teodoro Rentería Arróyave.

A continuación, algunos datos muy interesantes acerca de los antecedentes de esta institución:

  • En 2004, es hasta el mes de abril en el que operó 8 estaciones ubicadas en la Ciudad de México y 12 emisoras en diversos estados de la República.
  • En el 2007, el IMER puso el audio en línea para poder escuchar las estaciones de radio Reactor 105.7 y Horizonte 107.9 en su página de Internet.
  • En el 2009, puso además en línea una nueva radio en Internet con motivo del Bicentenario de la Independencia de México, Radio2010.
  • En el 2011, después de seis años de la cancelación de las transmisiones y el desmantelamiento de la estación de Onda Corta conocida como Radio México Internacional por parte de las autoridades del IMER, aparece la versión en Internet de Radio México Internacional en línea, en sustitución de Radio2010.

Antena Radio es un servicio de noticias del IMER. Su eslogan es La Forma más Clara de Entender la Noticia, y es un servicio que consiste en transmitir cortes informativos a través de todas las frecuencias del IMER, así como en emisiones especiales a través de las estaciones Horizonte y La B Grande de México.

A lo largo de sus más de 34 años de existencia, el IMER ha operado diversas estaciones de radio, a través tanto del mismo instituto como por medio de convenios de coinversión junto con los gobiernos de los estados. Algunas de las más actuales repartidas entre diferentes estados de la república mexicana son: Radio Ciudadana, La Nueva 710, La B Grande de México, Tropicalísima, Opus, Horizonte, Fusión, La Poderosa, Radio IMER, entre varias otras.

IMER

Tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Instituto_Mexicano_de_la_Radio

 


La radio en México

 

En este artículo describiremos brevemente la historia de la radio nacional desde sus orígenes pasando a la época actual, y daremos algunos datos y cifras verídicas y que probablemente desconocían  acerca de su funcionalidad e impacto en el país.

La radio en México es un medio de comunicación de masas con 98% de penetración nacional y una mayor diversidad de propietarios y programación que en televisión. En un modelo similar al de la radio en los Estados Unidos, la radio mexicana en su historia ha sido en gran medida comercial, pero con una fuerte presencia estatal y un número creciente de estaciones no comerciales en los años 2000 y principios de 2010. En agosto de 2015, había 1.750 estaciones de radio en funcionamiento en México, más del 70 por ciento de ellas en la banda FM.

Aunque existe polémica al respecto, oficialmente es reconocido que en 1895 Guillermo Marconi realizó las primeras transmisiones de forma inalámbrica a través de la propagación de ondas eléctricas.

En 1921 los hermanos Adolfo Enrique y Pedro Gómez Fernández transmitieron el primer programa de radio que incluyó tan sólo dos canciones. Ese mismo año en Monterrey, Nuevo León Constantino de Tárnava estrenaría lo que se considera el primer espacio radioeléctrico con el programa “vivo de estudio”.

Los años 20 vieron nacer diferentes organizaciones en torno a esta nueva tecnología: se creó la Liga Nacional de Radio,  la Liga Central Mexicana de Radio, Radio Educación, y México se adhirió a la Conferencia Internacional de Telecomunicaciones en Washington, D.C.

Durante 1930 se vio el nacimiento de muchas emisoras seminales para la radio en nuestro país, como por ejemplo en 1931 nace la “La Poderosa”, también de las emisoras más antiguas del país. En 1937 se inaugura Radio UNAM. Por otro lado en ese año la señal federal XEDT transmite por vez primera La Hora Nacional.

1948 fue un año crucial para el desarrollo de la radio en México, pues es en donde surge la entrada de las emisiones por Frecuencia Modulada (FM). Después de un periodo de experimentación y búsqueda tecnológicas, en esta década y la de los 50 se comenzó a regular toda esta actividad y las situaciones que se originaron con ello; por ejemplo, en 1959 se publicó la Ley Federal de Radio y Televisión. Después de ello se vivió cierta estabilidad y normalización.

Como respuesta al plan básico preparado por el Instituto de Estudios Políticos y Sociales del PRI (IEPES) para la campaña presidencial de Miguel de la Madrid y para hacer operativas y explicitas las políticas nacionales de comunicación, se decretó el 23 de marzo de 1983 la creación de tres institutos: Instituto Mexicano de la Radio (IMER), Instituto Mexicano de Televisión (IMEVISION) y el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

En 1996 el IMER instaló equipo de Internet, lo cual permitió agilizar la consulta de información y fortalecer la transmisión de datos en los noticiarios. Las estaciones del IMER Opus 94.5, Reactor 105.7 y Horizonte 107.9 MHz empezaron a transmitir en línea a partir de 2007 y finalmente el resto de las emisoras del Instituto lo hizo durante 2009.

Después de siete años de finalizadas sus transmisiones por onda corta, en enero de 2011 Radio México Internacional reinició las transmisiones a través de Internet, como muestra de ese espíritu explorador que representa a la radio mexicana.

RADIO EN MÉXICO

 

Obtenido de: http://www.imer.mx/micrositios/institucionales/dia-mundial-radio/breve-historia-de-la-radio-en-mexico/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


LA RADIO UNIVERSITARIA

 

Por lo general, cuando preguntan por los tipos de emisoras o medios que existen la respuesta es siempre la misma: comerciales, públicos y comunitarios. Casi nunca nombramos a las radios o televisoras universitarias.

Si el medio pertenece a una universidad pública, lo clasificamos como medio público. Y si es propiedad de una universidad privada, sería medio comercial.

Es difícil saber cuántas emisoras universitarias existen. Según el Mapa de Radios más reciente que data de 2014, en la región hay 29.333 emisoras de la cuales 5.971 son de AM y 23.352 en FM.

Los datos parecen indicar que entre todas ellas, hay un total de 247 de universidades de 9 países, entre ellos Argentina, Colombia, Ecuador, México y Chile entre otros, que conforman la denominada  Red de Radio Universitaria de Latinoamérica y El Caribe (RRULAC).

Es decir, que poco más del 1% de emisoras de América Latina y El Caribe es universitaria. Un porcentaje realmente bajo.

 

RADIO UNIVERSITARIA

 

Las universidades también son  centros de desarrollo y experimentación en ciencia, salud y tecnología. ¿Por qué no serlo de la innovación radiofónica?

Este tipo de radios no tiene la presión por “vender” de los medios comerciales ni están tan enfocados al trabajo con sus comunidades, como los medios comunitarios. Por eso tienen mayor libertad para romper moldes y atreverse a lanzar al aire nuevos formatos, incluso, con el riesgo de que estas propuestas fracasen. Siempre podemos cambiar y comenzar de nuevo

La universidad debe beneficiarse de la cantidad de alumnas y alumnos, docentes, investigadoras o pasantes que recorren sus pasillos. Conversar con ellos, obtener ideas y llevar todo eso hasta la cabina de radio.

Las radios universitarias y, en general, las Universidades deberían apostar decididamente por las tecnologías y los contenidos libres e innovadores.


El Podcast

 

 

Desde que inicio la web han existido en internet páginas con archivos en distintos formatos pero para descargarlos y escucharlos, pero no eran llamados podcast.

El podcast tuvo su época dorada alrededor de 2004. La palabra fue definida como “Una grabación digital de una emisión de radio o un programa similar, que se puede obtener de Internet para ser descargado en un reproductor de audio personal” y básicamente el podcasting es eso, colocar archivos de audio en nuestra web. La mayor ventaja es que permite decidir al oyente cuándo escuchar sus programas preferidos sin tener que depender de un horario que podríamos decir que se trata de una especie de radio a la carta donde elegir los platos que más te pueden gustar de un variado menú radiofónico pero la verdad es que no cualquier programa subido a una página web es un podcast pues para que este sea estrictamente un podcast debe estar sindicado; otra palabra que enseguida descubriremos, se refiere a un sistema de notificación web al que te puedes suscribir. Por ejemplo, te gusta un programa de una determinada radio o sus noticias. En vez de entrar a la web todos los días y descargar el audio, éste sistema permite que  instales un software también conocidos como agregadores, te suscribas al programa y cada vez que se publica un podcast nuevo el software lo descarga por ti. Los formatos más conocidos de sindicación web son Atom y RSS.

 

PODCAST

 

Como acabamos de comentar se hace a través de un agregador, que puede ser un software, un navegador web, un gestor de correo, una página web o una app para el celular; Más de diez años después los podcast vuelven a estar de moda. Nunca se fueron, pero resurgen con fuerza en una época donde el acceso a la Red ha crecido y los medios tradicionales siguen explorando cómo fusionarse con Internet.

Esos nuevos podcast cuentan con las siguientes características:

  • Son programas producidos especialmente para ser podcast. Es decir, no se hacen para una radio determinada, se transmiten y luego se cuelgan en la web. Se piensan y graban para Internet, para que estén alojados en la Red. Eso no quita que puedan transmitirse después por una radio, bien FM o radio en línea, pero el orden es primero Internet y luego la transmisión.
  • No superan los 60 minutos, aunque la mayoría no pasa de 30 minutos. Son más elaborados.
  • Tienen una regularidad. Los oyentes los esperan un día determinado cada semana, quincenal o mensuales.
  • Realmente existen entre ellos una unidad temática. Hay podcast específicos de literatura, de software libre, sobre comunicación, determinados tipos de música, etc
  • La gran mayoría usa licencias libres para publicar sus programas lo que permite que otros medios los difundan.

Con los podcast la producción de radio se universalizó, se hizo accesible a la ciudadanía. Además de ser muy sencillo y barato.

Obtenido de: https://radioslibres.net/article/podcast/

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

Obtenido de: https://radioslibres.net/article/podcast/

 


Radio musical

 

La verdad es que la radio no podría entenderse o ser llamada así sin la presencia de la música.Desde su origen, el medio radiofónico pensó en el contenido musical para realizar sus transmisiones experimentales y configurar posteriormente su programación. La radio inició una relación con la música que a lo largo del siglo XX se ha tornado cada vez más estrecha.

Si en un primer momento, las empresas radiodifusoras adaptaron acústicamente sus estudios para grandes orquestas, grupos de cámara, coros, conjuntos e intérpretes de música ligera, etc., con el consumo masivo del disco, la radio se decidió por la música grabada para enfrentar la crisis de audiencia y anunciantes provocada tras la llegada de la televisión. A partir de 1950, la radio emprendió un nuevo camino que le condujo hacia la especialización hasta establecerse a lo que es hoy en día.

 

RADIO MUSICAL

El Top 40, cuyo principio de programación se resume en la emisión constante y repetida de la actualidad discográfica, fue el origen de la especialización radiofónica y la primera expresión de la radio de formato musical.

El nacimiento de la radio de formato musical, manifestación original de la nueva forma de hacer desarrollada en el ámbito radiofónico a mediados de los años cincuenta, provocó el paso de la radio tradicional a la radio moderna, a partir de ese momento. La importancia de la música en la programación se ha desarrollado de acuerdo a la propia evolución del medio radiofónico, convirtiéndose en parte de lo que conforma el medio de la radio y a la vez surgiendo una nueva forma de hacer radio.

Además hoy en día, la implementación de la música en la radio permite abarcar y atraer a distintos grupos de personas o segmentos de público  que varían dependiendo sus gustos, edad,  género o características socio-demográficas de tal manera en que le permite pasar a un concepto de radio para todos, dejando de ser sólo un contenido para convertirse en un conjunto autónomo. La radio musical deriva de los diferentes tipos de comunicación que puede ofrecer el medio radiofónico, entendiendo la comunicación en el sentido propuesto por Brajnovic: “La comunicación es el conducto, contexto directo, contagio o encuentro creativo que une distancias, presencias, estados de ánimo, entre otros factores

Cada modelo de radio conlleva un modo de entender el medio radiofónico y de definir su papel en la sociedad, del que se derivan sus criterios de programación. La radio musical entonces pasa a ser un tipo o programa de radio especializada, dirigida a grupos de público que están segmentados de acuerdo a determinadas características socio-demográficas y socio-culturales.

Obtenido de: https://www.unav.es/fcom/communication-society/es/articulo.php?art_id=139


¿CONONCES LA DIFERENCIA ENTRE RADIO AM Y FM?

 

En este artículo hablaremos acerca del significado, características y diferencias que existen entre la radio AM contra la radio de tipo FM, códigos muy sonados cuando hablamos acerca del mundo de la radio pero que la mayoría desconoce su significado o características.

AM y FM, en el mundo de la radiodifusión, son siglas que se refieren dos formas de modular la onda portadora de señales eléctricas. AM corresponde a las siglas de ‘amplitud modulada’, mientras que FM significa ‘frecuencia modulada’.

La Radio AM ofrece más cobertura que la Radio FM aunque con ancho de banda más reducido.

La amplitud modulada es el cambio de amplitud de una señal eléctrica de alta frecuencia (HF) modulada por una señal eléctrica de baja frecuencia (BF), como resultado se obtiene: la frecuencia portadora de RF más las dos bandas laterales (superior e inferior) que llevan la información de audio. Cuando una portadora se modula en amplitud, la potencia de salida aumenta.

La radio FM no tiene otro significado que Radioemisión que funciona a través de Frecuencia Modulada.

La banda de FM comercial utiliza las frecuencias de los 87,5 MHz a los 108 MHz.

En esta banda retransmiten la mayoría de emisoras de radio en Europa, América y otras zonas del mundo.

La radio con amplitud modulada podría permitir una calidad de recepción similar a la radio con frecuencia modulada.

La calidad de las emisiones de radio AM en muchos estándares “hi” es vis-à-vis al ancho de banda. Además la radio AM se escucha a distancias donde las distorsiones de propagación son importantes, lo cual también degrada la calidad.

Estos defectos se eliminan en la radio FM: es suficiente asignar a cada canal un ancho de banda de 150 kHz en ondas métricas y las emisiones se escuchan en difusión directa.

 

AM Y FM

 

 

En resumen, AM significa amplitud modulada y quiere significar que la señal de audio modula a una señal de alta frecuencia llamada “portadora” haciéndola variar en amplitud.

FM significa frecuencia modulada. En este caso la amplitud de la señal portadora permanece constante, variando su frecuencia al ritmo de la señal de audio o moduladora.

Obtenido de: https://www.significados.com/am-y-fm/


Criterios para la selección de voces, fondos musicales y efectos de sonido

 

Independientemente del editor que utilicemos, tendremos que mezclar adecuada y equilibradamente tres ingredientes: voces, música y efectos. Son los tres elementos principales de toda producción radiofónica, los componentes del llamado “lenguaje radiofónico”, conocido como la Triple Voz de la Radio.

En este artículo hablaremos acerca de ello y sobre cómo elegirlos de forma adecuada:

  1. Las tomas de voz

En las grabaciones nunca se hace una sola toma, siempre grabamos dos o tres. Por ello es necesario buscar la que esté mejor entonada, con más ritmo, sin fallas en la pronunciación. A veces, conviene tomar unas frases de la primera toma y otras de la segunda de tal manera que hasta una palabra mal dicha puede ser sustituida con la de otra toma al editar y así obtener una grabación correcta y sin errores.

Si en las grabaciones entraron ruidos, con el editor de audio los eliminarás. De igual manera, borra las respiraciones que quedan entre las frases de los locutores, pero no completamente, si eliminas por completo el volumen, se escucharán como saltos o vacíos y eso no hará que se escuche nada bien. Este consejo de eliminar respiraciones aplica muy bien para las locuciones pero no para escenas ya que eso le quitaría realismo a la interpretación. Procura unificar y normalizar los volúmenes, de tal forma que no se escuchen luego grandes diferencias de sonido de locución.

 

PRE Y POST

 

  1. Buscar las cortinas y los fondos

La música aporta emoción y forma a una producción. Las cortinas que separan las escenas y los fondos musicales le imprimen sentimiento y ritmo a la producción. No te preocupes por el tiempo en esto. A veces, puedes pasar un par de horas para elegir un fondo musical y sientes que has perdido el tiempo, pero es posible que, de la elección de ese fondo, dependa la calidad de la producción.

Elígelas con cuidado. No tendría sentido que una escena romántica acompañará la escena de un crimen. Parecen cosas obvias pero muchas veces las prisas nos hacen olvidarnos y cometer esos errores en estos detalles.

  1. Que nunca se roben el show.

Lo de fondo musical, precisamente, es porque deben estar en ese lugar, en el fondo.   La música refuerza un mensaje, pero no es el mensaje. Pasará a primer plano cuando sirva de transición entre una escena y otra (lo que llamamos “cortinas”). Mientras los  locutores están hablando, la música nunca deberá estar tan alta que no permita entender lo que dicen.

Preferiblemente instrumentales.

La música cantada distrae, sobre todo, si es conocida o famosa y la gente, al escucharla, se distraerán sin prestar atención a la producción. En algunos casos requeriremos de estrofas cantadas para una cuña o un radio clip, pero eso será otra historia, en este punto el tema musical deja de ser un acompañamiento para protagonizar la cuña.

  1. Seleccionar los efectos.

Graba siempre las risas, llantos y jadeos con los mismos actores y locutores. Nunca los añadas después con efectos pregrabados. Terminaran siendo muy falsos.

Para el resto de efectos sonoros puedes usar Internet, pero intenta encontrar los que suenen reales y no abuses de ellos.

Obtenido de: https://radioslibres.net/consejo-tecnicos-para-la-produccion-radial-libre/


¿Cómo producir exitosamente un programa de radio?

 

En el siguiente artículo explicaremos detalladamente los pasos y algunos aspectos técnicos a considerar muy necesarios para saber cómo llevar a cabo de llevar a cabo una producción radiofónica de forma correcta y profesional.

Detrás de toda producción radiofónica, debe existir un proyecto, donde se plasmen las ideas, objetivos y propósitos del mensaje que desea transmitirse; la elaboración de un proyecto radiofónico, nos indica un seguimiento de pasos que nos darán como resultado la producción de un programa para la radio. A continuación hablaremos de cada uno de tus pasos:

  1. Pensar en la audiencia ¿a quién?

Al pensar en la audiencia radial tendemos a asociarla con “la masa”, con los oyentes que están del otro lado del receptor. Nuestros radioescuchas y para ampliar las posibilidades de llegar a un mayor número de oyentes debemos seleccionar la población específica a la que nos dirigiremos, con necesidades concretas, problemas, hábitos etc. Así mientras más detalles conocemos de nuestra audiencia mejor será el resultado de nuestra planificación.

  1. ¿Qué pretendo lograr?

Toda producción radial debe responder a objetivos o metas a alcanzar. Los objetivos nacen de necesidades específicas que pretendemos cubrir: Necesidades de la audiencia.

La necesidad de la emisora de comunicar mensajes acordes a su filosofía e informar, formar y crear conciencia en la opinión pública. Para formular un objetivo debemos pensar en el mensaje y en los resultados que queremos lograr en la audiencia, ya sean cambios de conducta o comportamiento y así lograr mantener fidelidad con la emisora.

 

 

PRODUCCIÓN RADIO

 

  1. ¿Qué voy a decir? (Mensaje)

Aunque parezca lógica esta pregunta, algunos piensan que la radio es solo para improvisar, pero no es así, nadie quiere escuchar cosas aburridas, repetitivas o poco interesantes y creativas que no logren el impacto deseado ni atraer audiencia ni llegar a nadie en especial, por lo que el mensaje forma una parte muy importante de la correcta elaboración de un programa de radio y es crucial a la hora de ser transmitido para la emisora, ya que es lo que llamara la atención y atraerá a la audiencia  y que por lo tanto debe ser claro, verídico, con sentido o propósito y que logre el impacto esperado, en pocas palabras, es mejor producir mensajes que impacten, que construyan, que informen y aporten al desarrollo de los oyentes. Definir el “qué” dentro de un programa radial tiene una especial importancia.

Un dato muy importante es dejar claro que cualquier profesional de la comunicación que refleje inseguridad e ignorancia en el manejo de los contenidos solo demuestra su irresponsabilidad frente a la audiencia.

  1. ¿Cómo lo voy a decir? (Formato radial)

Hay muchas formas de comunicar mensajes a través de la radio, algunas usan la actuación, otras la música, y otras la voz como recurso principal. Combinando la voz,  la música, los efectos sonoros y organizándolos hasta lograr una estructura  determinada, obtenemos una gran variedad de formatos radiales.

  1. Elaboración del guion radiofónico

En el guion radiofónico se establecen todas las ideas previas, las que nacen como producto de la investigación y la decisión de los temas, del análisis de la audiencia, del formato seleccionado: todo “se reúne” y obtiene forma de programa en el guion.

Obtenido de: https://comunicaccs.wordpress.com/2012/01/14/cinco-reglas-para-para-producir-un-programa-de-radio-guion/


CONSEJOS PARA SER UN BUEN LOCUTOR EN LA RADIO

 

Como es bien sabido, un locutor de radio debe siempre tener preparada su herramienta de trabajo más indispensable: La voz, ya que es lo que le da identidad, presencia y estilo propio al locutor y que al mismo tiempo será por medio de la cual se dirija y comunique información a sus radioescuchas.

Por lo anterior, en este artículo, se enlistan consejos importantes y muy útiles con la finalidad de que todos aquellos lectores aspirantes a la locución o incluso quienes ya desempeñan laboralmente en este importante medio que es la radio puedan serles de gran utilidad y apoyo, a continuación mencionaremos algunos de esos consejos:

  1. Proteger la voz del frío o de sistemas de aire acondicionado, evitando afonías o carraspeos indeseados.
  2. Realizar ejercicios matutinos y diarios con las cuerdas vocales, así como con la lengua, lo labios y la boca en general.
  3. Para evitar el quedarse sin aire durante una locución, realizar frecuentemente respiraciones y tener a la mano una botella con agua lista.
  4. No fumar ni ingerir grandes cantidades de alcohol serán un gran aliado de nuestra voz.
  5. Aprender a respirar correctamente, aspirando por la nariz. Este sencillo hecho evitará ruidos innecesarios que entorpezcan en la locución.
  6. Durante la locución, debe evitarse mover mucho la cabeza o producir con nuestras manos o cuerpo ruidos, manteniendo una intensidad constante en nuestra voz.
  7. Estudiar, leer sobre muchos temas diferentes, ya que un locutor debe enfrentarse a numerosas temáticas y, cuanto más sepa de ellas, menos margen de error habrá en la locución. La cultura general es un punto importante de esta profesión.
  8. Aprender, a base de practicar, a realizar correctamente los signos de puntuación, y tener una buena dicción ya que gracias a ellos las palabras y frases que leeremos durante la locución tendrán el sentido que tienen que tener.
  9. Escucharse a sí mismo es en realidad un ejercicio de gran utilidad, ya que esta acción nos ayuda a conocer nuestros puntos débiles y nuestros puntos fuertes como locutor.

 

LOCUTROES

 

Por todo ello, un buen locutor no solo debe cuidar su voz, también debe obtener unos conocimientos mínimos sobre la profesión de locutor que le permitan enfrentarse de manera confiada y profesional al trabajo diario.

Obtenido de: https://www.formacionaudiovisual.com/blog/radio/10-consejos-buen-locutor/